• Compartir
22 de mayo, 2019

3 claves para un entrenamiento de fuerza efectivo y exitoso

Para que el entrenamiento de fuerza que impartes sea exitoso, debes trabajar con tus alumnos factores como la movilidad articular, la propiocepción y la fuerza en el core. Conoce más sobre estos puntos clave para impartir clases eficaces:

1. Fomentar los ejercicios de movilidad articular

Como en cualquier otra actividad física, es muy importante que tus usuarios se preparen para rendir durante la clase. En este sentido, los ejercicios de movilidad articular son básicos para mejorar su rendimiento deportivo y prevenir que tengan lesiones en los músculos o ligamentos.

Los ejercicios de movilidad articular pueden variar en cada clase, pero siempre tienen un objetivo primordial: mejorar la movilidad de las articulaciones y beneficiar a la práctica del deporte favorito de tus alumnos, pues estos ejercicios fortalecen los músculos y ayudan a tener ligamentos más sanos.

2. Trabajar en la propiocepción de los movimientos

Propiocepción significa “la conciencia de uno mismo, de nuestra propia estructura y nuestros límites”. Aplicada al entrenamiento fitness, la propiocepción consiste en realizar ejercicios que ayuden a prevenir movimientos exagerados que puedan producir una lesión, así como preparar al cuerpo para reaccionar de manera automática ante incidentes.

Este es un ejemplo muy bueno, compartido en el portal del periódico Clarin.com: “...vamos corriendo y metemos tímidamente el pie en un hoyo. Hay un “mal paso” que puede repercutir lateral o frontalmente en el tobillo. Si nuestros ligamentos están fuertes no habrán sido sorprendidos fatalmente y el cuerpo (a través de la información propioceptiva de los captores que tiene en el tobillo) responde adecuadamente equilibrando todo nuestro peso y posicionándonos para no lastimar la articulación. Nosotros no nos enteramos apenas, pero se ha llevado a cabo una respuesta nerviosa rápida y correcta. Por ello podemos seguir corriendo sin molestias, ni en ligamentos ni en músculos.

3. Desarrollar la fuerza del core

El core se refiere a la parte del torso y es un punto clave en el entrenamiento de fuerza, ya que, si no logras que tus alumnos de fitness desarrollen sus músculos del tronco, al incrementar la intensidad del ejercicio pueden producirse lesiones e incluso la estructura lumbar puede deformarse.

La mejor forma de proteger la zona lumbar es desarrollar los músculos abdominales y espinales, por ello, al hacer el plan de entrenamiento de tus usuarios debes contemplar un programa de acondicionamiento físico que fortalezca dicha zona.

En Body Systems te ofrecemos una certificación para instructores, reconocida a nivel internacional, donde aprenderás a impartir clases con resultados probados científicamente. Esto garantizará que en tus clases se trabajen elementos tan importantes como la movilidad articular o la fuerza del core.

¡Conoce más sobre nuestros programas!

Visita bodysystems.mx >

Artículos relacionados

Clases virtuales, una opción rentable para dueños de gimnasio

Clases virtuales, una opción rentable para dueños de gimnasio

Las soluciones tecnológicas hoy en día tienen presencia en todas las industrias, y la administración de gimnasios no es la excepción. Los usuarios buscan la comodidad y ...

Ir al artículo >
7 características para ser un instructor de fitness grupal exitoso

7 características para ser un instructor de fitness grupal exitoso

El fitness grupal ha ido en crecimiento y las oportunidades para los instructores a su vez han aumentado; sin embargo, para convertirte en el mejor y tener una carrera ...

Ir al artículo >

Mantente informado de las mejores tendencias de
Fitness en grupo